TAG Heuer Monaco

tag heuer

TAG Heuer Monaco

Estimado Lector:

Entre las manufacturas relojeras más importantes del mundo se encuentra TAG Heuer cuyo distintivo es su vocación deportiva, en particular el automovilismo deportivo.

Fabricantes de relojes desde 1860 y con varias patentes en su trayectoria. En 1969 presentan el TAG Heuer Mónaco, uno de los relojes más emblemáticos y reconocibles de TAG Heuer, como homenaje al Gran Premio de Mónaco. El TAG Heuer Mónaco es históricamente importante porque fue el primer reloj cronógrafo automático cuadrado y hermético de la historia de la relojería suiza, rompiendo totalmente con los códigos estéticos de la relojería tradicional por sus ángulos rectos, su esfera de color azul metálico, su trotadora de color rojo intenso, su cristal de plástico abombado y, sobre todo, su corona situada a la izquierda, lo que en esa época significaba que no era necesario dar cuerda al reloj.

El TAG Heuer Mónaco actual reúne todos los atributos del Monaco: el tamaño de 39 mm, la corona a la izquierda, la mítica esfera azul petróleo con los dos contadores blancos, la ventanilla de fecha situada en las 6 h, los índices de las horas horizontales diamantados, la inscripción del logotipo vintage Heuer, el calibre 11 cronógrafo automático con fecha y la hermeticidad a 100 metros.

Es digno de mención que la caja de acero en tres partes (desde 1998) es un poco más cuadrada en la versión del año 2015 y se cierra con 4 tornillos, sus dos pulsadores de las 2 y las 4 h tienen forma rectangular y sus asas algo más macizas; además de la correa de piel de becerro perforada, el cristal de zafiro y un fondo abierto que deja entrever los rodajes del calibre completan el modelo actual.

La esfera tiene dos registros plateados a las 3 y a las 9 en punto. El registro a las 3 en punto muestra los segundos en ejecución, mientras que el registro a las 9 en punto es el contador de 30 minutos para el cronógrafo. Las manecillas de ambos registros están en laca negra. Las manecillas de las horas y los minutos se hacen en forma de bastón, tienen puntas rojas y se rellenan con material luminiscente para ayudar a la legibilidad en la oscuridad. La manecilla de segundos del cronógrafo se representa con llamativa laca roja, que coincide con los acentos rojos utilizados para los marcadores de la hora.

 

El movimiento de cronógrafo de cuerda automática ofrece aproximadamente 40 horas de reserva de potencia y ritmos a 4Hz. El movimiento es visible a través de un fondo de pantalla de zafiro que está bellamente decorado. Encontrará generosas aplicaciones de perlage y Côtes de Genève en los puentes y un rotor parcialmente esqueletizado.

Espero su presencia en Peyrelongue Chronos para mostrarle un TAG Heuer Mónaco, ésta admirable creación relojera. ¡Toda una experiencia en su pulso!

Muchas gracias,

 

Luís Peyrelongue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *