ROGER DUBUIS EXCALIBUR AUTOMATIC SKELETON WATCH

ROGER DUBUIS

EXCALIBUR AUTOMATIC SKELETON WATCH

Estimado Lector:

Posiblemente esté considerando adquirir un reloj de marca fina que absolutamente lo distinga; si así fuera, permítame recomendarle un ROGER DUBUIS. Una marca reconocida en el mundo de relojes deportivos y esquelatizados por tener un derroche de audacia en sus diseños.

La última creación lanzada por la manufactura es el EXCALIBUR AUTOMATIC SKELETON WATCH, su primer reloj esqueletizado automático, el cual presenta materiales, formas y colores magistralmente combinados en un diseño emocionantemente vanguardista que no pudieran faltar en esta creación. En este modelo, su movimiento RD820SQ consta de 167 componentes acabados a mano de forma individual y chapados en rodio gris para crear esa apariencia familiar de la colección. La caja y el bisel de oro rosa, engastado con piedras preciosas o con revestimiento DLC negro enmarcan un espectacular efecto 3D típico de ROGER DUBUIS, elevando la característica arquitectónica contemporánea en forma de estrella de la serie «Astral Skeleton».

 

Así, el EXCALIBUR AUTOMATIC SKELETON WATCH de la ASTRAL SKELETON SERIES, es genuina tradición relojera diseñada para el siglo XXI. Ostenta una caja grande, redonda, con bisel de muescas y un movimiento totalmente esqueletizado que hace que todas sus esferas, engranes, ruedas, muelles, levas, puentes, joyas y más elementos estructurales estén expuestos al máximo visual en un supremo esfuerzo de diseño para el deleite ocular de los entusiastas de la relojería en una excelsa sinfonía de movimientos.

 

El ROGER DUBUIS EXCALIBUR AUTOMATIC SKELETON WATCH da la impresión de poseer un tourbillon común y corriente como los tradicionales, pero los ojos expertos y familiarizados con los detalles más finos y los mecanismos de relojería, detectarán la diferencia clave de inmediato. Se observa un tourbillon flotante que está asegurado a un solo punto de fijación y por lo tanto, parece estar suspendido dentro de su transporte, en cambio un tourbillon clásico está sostenido típicamente por dos puentes. En la posición de las 8 en punto, el tourbillon y su caja giratoria han sido reemplazados por una rueda de equilibrio, asegurada por puentes esqueletizadas y una placa con acabado de espejo.

 

La esqueletización incluye puentes ahuecados, el más peculiar es el que se encuentra en la posición de las 4 en punto. Ésta gran constelación en forma de estrella de cinco puentes sostiene el enorme cañón principal en su lugar, mientras que entre éste y el resto se encuentra el arreglo giratorio de ruedas y joyas de color púrpura: un tren en movimiento. Se puede observar claramente cómo funciona un reloj mecánico con el flujo de energía desde el cañón, a través del tren en marcha, hasta el volante. Escondidos en este tornado visual están los principios básicos de manufactura relojeras muy interesantes.

Situado en el lado superior izquierdo de la esfera que pareciera “inexistente” por estar esqueletizada, está el micro rotor del movimiento: una pieza del diseño del movimiento del reloj, relativamente rara e intrigante, que permite enrollar correctamente el resorte principal que proporciona 60 horas de reserva de marcha.

Las características más destacadas son su movimiento RD820SQ reloj esqueletizado con micro rotor, calibre mecánico de cuerda automática, reserva de marcha de 60 horas, caja de 42 mm en Oro Rosa, hermético hasta 3 bar (30 mts.) y sellado con el Poinçon de Gèneve, La correa es auténtica piel de aligátor marrón con hebilla plegable de Oro Rosa.

Visítenos en PEYRELONGUE CHRONOS ARTZ PEDREGAL y adquiera esta obra maestra. Será un verdadero lujo poseerla y créame que se verá fantásticamente bien en su muñeca.

Muchas gracias,

Luís Peyrelongue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *