Hublot Celebra Apertura

 HUBLOT una de las marcas líder en Alta Relojería, inaugura su primera boutique en nuestro país en una de las plazas más prestigiadas de la Ciudad de México, ARTZ Pedregal.

        Este año HUBLOT prepara una importante expansión en su red de distribución y ha anunciado la apertura de 3 nuevas boutiques en México.

La marca de relojería HUBLOT se vistió de gala con motivo de la apertura de su primera boutique en el centro comercial Artz Pedregal al sur de la Ciudad de México en asociación con la reconocida casa joyera Peyrelongue, empresa con la cual Hublot tiene una fuerte relación desde hace ya varios años.

Como parte del ADN de la marca, “El Arte de la Fusión” o en inglés “The Art of Fusion” se hace presente en la fachada externa y las áreas de ventas con materiales que evocan la tradición con una mirada al futuro. La mezcla de materiales, tejidos y estilos le da al espacio un ambiente de lujo y sofisticación con un toque de sobriedad. Su combinación ofrece una sensación cálida y suave en matices de gris y negro propios de la marca. Como parte de la propuesta sus paredes están decoradas con obras inspiradas en el arte pop con colores brillantes y detalles de los modelos más famosos de la marca.

Su llamativa fachada se destaca por su sofisticado diseño, en donde predominan los paneles negros con el monograma de HUBLOT.

 

Uno de los diferenciadores de la marca relojera es la importancia de incorporar elementos de la cultura de cada país, en México, el Día de Muertos, es tan sólo un ejemplo de la relevancia que este mercado representa, conformando uno de los más importantes a nivel mundial para la firma, consolidando su crecimiento en nuestro país con la apertura de 3 nuevas boutiques, una de ellas en el Caribe Mexicano.

 

Actualmente HUBLOT cuenta con boutiques en Ciudad de México y Cozumel, además de una amplia red de distribuidores autorizados en 21 ciudades del país.

La apertura de esta boutique representa un paso importante para la marca, pues además de su presencia en uno de los eventos más importantes del continente, el Salón Internacional de Alta Relojería celebrado durante el mes de octubre en el Hotel St. Regis, este espacio representa un contacto directo y fijo para el comprador donde podrá tener acceso a sus novedades.

Este espacio se encuentra en Hublot – Artz Pedregal, Boulevard Adolfo Ruiz Cortines 3720 en la Ciudad de México donde se pueden encontrar incluso piezas en colaboración con importantes artistas internacionales como es el caso del francés Richard Orlinski aportando su talento a la firma.

Acerca de Hublot:

“Hublot, una forma diferente de avanzar”, afirman los entendidos de esta firma exclusiva de relojería de lujo suiza, en la que cada instante se proyecta en el siguiente con una rapidez fulminante. Todo surgió de un sueño creado por Jean-Claude Viber y Ricardo Guadalupe, presidente y CEO de la marca, respectivamente. Ambos hombres están en la base del auténtico éxito experimentado por Hublot, cuyos modelos Big Bang, Classic Fusion, Spirit of Big Bang y Manufacture Pieces constituyen los símbolos de una tradición en continua evolución. Desde las complicaciones de relojería y los materiales revolucionarios hasta las colaboraciones a escala mundial, con Ferrari y con motivo de la Copa del Mundo de la FIFA(TM) entre otras muchas: Hublot destaca gracias a su filosofía del “arte de la fusión”, que combina la tradición con la modernidad. Desde el punto de vista comercial, Hublot cuenta con más de 90 boutiques exclusivas en las ubicaciones más prestigiosas del mundo: Ginebra, Cannes, Saint-Tropez, París, Londres, Berlín, Moscú, Nueva York, Miami, Beverly Hills, Las Vegas, Atlanta, Singapur, Shanghai, Pekín, Hong Kong, Dubai, Abu Dhabi, Kuala Lumpur, Ciudad de México entre otras. Para más información visite: https://www.hublot.com/es/

Para más información a prensa contacte a:

Makken Relaciones Públicas

41600 900

Aroa Nieto

aroa.nieto@makken.com.mx

Giovanni Putzu

giovanni.putzu@makken.com.mx

Constant Othenin-Girard

Constant Othenin-Girard

La carrera de Constant Othenin-Girard (o Girard), nacido en La Chaux-de-Fonds el 28 de septiembre de 1825, debuta como aprendiz de un relojero del pueblo

vecino, La Sagne. En un primer momento, ejercerá como asociado bajo el nombre colectivo de « Calame-Robert & Girard » (1845), después, en 1852, bajo Constant y Marie Girard-Perregaux, fundadores de la casa epónima

(Archivos Girard-Perregaux) el de « Girard & Cie », junto a su hermano mayor

Numa. En 1854, Constant Girard contrae matrimonio con Marie Perregaux (1831-1912), perteneciente a una familia de relojeros de Le Locle. Ambos fundan en

1856, en La Chaux-de-Fonds, la manufactura que en nuestros días lleva sus patronímicos.

 

Sus negocios se desarrollan rápidamente y la Maison Girard-Perregaux se convierte enseguida en una de las más importantes de la zona. Figurando entre los pioneros de la introducción del reloj suizo en América, Constant Girard-Perregaux mantiene un comercio floreciente con este continente e implanta allí establecimientos en diferentes ciudades, tanto del norte como del sur. Sus representantes en el Nuevo Continente son sus cuñados Henri y Jules Perregaux. El tercero de los hermanos de Marie, François, instalado en Yokohama desde 1860, defiende los intereses de la Maison en Asia. Será el hijo mayor de Constant y Marie, Constant Girard-Gallet, quien tomará las riendas de la Maison a la muerte de su padre, acaecida el 18 de junio de 1903.

 

Hombre apasionado y generoso, Constant Girard-Perregaux toma parte activa en la vida social, política y económica de La Chaux-de-Fonds, su ciudad natal,

formando parte de las fuerzas vivas. Pero es para la relojería a quien reserva sus dotes más excepcionales, consagrando largos años a estudiar y realizar diversos sistemas de escapes y, en particular, el de tourbillon.

 

Quasar

VANGUARD YACHTING ANCHOR ™ ESQUELETO

El espectáculo del nuevo movimiento Neo-Tourbillon con Tres Puentes se revela ante las miradas gracias a una caja íntegramente fabricada en cristal de zafiro transparente, una primicia en Girard-Perregaux.

Girard-Perregaux, esteta de lo invisible, explora el Cosmos, la esencia del tiempo. La Manufactura relojera suiza introduce un nuevo universo, materiales innovadores y complicaciones inesperadas en sus colecciones fundamentales, reunidas bajo una misma temática: Earth to Sky.

Esta pieza con complicación toma su nombre de la más brillante de las fuentes de energía astronómicas: el cuásar. Así iluminado, este tourbillon de espíritu contemporáneo entra en el espectro de la luz gracias a su caja, íntegramente fabricada en cristal de zafiro transparente.

A través de sus paredes cristalinas, el calibre GP9400-1035 revela sus volúmenes esqueletizados como un astro observado con un telescopio. Este movimiento de Alta Relojería atrae las miradas como un agujero negro, y explota en un haz de luz que ilumina el vacío que separa sus componentes. Sin la más mínima opacidad, el Quasar ofrece a los fotones su superficie mate y sus curvas firmes.

El Quasar es el resultado de la aplicación natural de cuatro principios del universo Girard-Perregaux

El primero es la patente de 1884 que corona la creación de tres puentes de oro visibles por el lado de la esfera, firma única de la Maison. El segundo es el esqueletizado, finamente realizado a mano en los talleres de la Chaux-de-Fonds. El tercero es el nacimiento en 2015 del Neo-Tourbillon con Tres Puentes. En este modelo los puentes no eran ni rectos ni de oro, sino arqueados, esqueletizados y negros. El cuarto es el uso del zafiro con una función más técnica que la de un simple cristal. Con el Laureato con Tres Puentes de Zafiro de 2007 se adoptó el cristal de corindón para la estructura misma de un calibre de alta relojería. Estos cuatro vectores convergen para dar vida al Quasar.

Fusión de materia y de luz

Con un diámetro de 46 milímetros, la caja del Quasar está íntegramente realizada en cristal de zafiro. Un cristal chimenea abarca los puentes del movimiento como una cúpula subterránea. Su carrura, de una sola pieza, es redondeada en los flancos y angulosa al nivel de las asas.

A aproximadamente 3,000 grados Kelvin, las partículas fundamentales se fusionan bajo el efecto de un flujo incandescente de oxígeno y dihidrógeno. Con este proceso se crea el cristal de zafiro. Seguidamente se talla, se elabora, se taladra, se abomba y se pule mediante herramientas hechas con el material más duro del universo: el diamante.

 

Planetarium Tri-Axial Tourbillon “Earth To Sky” Edition

Planetarium Tri-Axial Tourbillon “Earth To Sky” Edition

El Planetarium Tri-Axial Tourbillon “Earth To Sky” combina un tourbillon triaxial, un globo terráqueo que realiza un giro completo en 24 horas y una fase lunar astronómica.

El Planetarium Tri-Axial Tourbillon “Earth To Sky” es uno de los pocos tourbillon de triple eje en la industria relojera. Desafía la gravedad con la espectacular rotación 3D de alta velocidad de su tourbillon, this post, pero también con su globo terráqueo que realiza una rotación en 24 horas, ofreciendo una visión intuitiva de la hora en todo el mundo. El impresionante diseño de la caja que incorpora dos cúpulas de zafiros y una abertura lateral que permite admirar el tourbillon desde todos los ángulos. 

 

Earth To Sky 

 

Trece mil millones de años después de la expansión del universo, Girard-Perregaux eleva la mirada hacia el infinito, hacia su luz, su sombra, sus misterios. En un nuevo enfoque, la marca inicia un diálogo entre la tierra y el cielo, entre la materia y el espacio. Explora los confines de su pericia, desvela lo invisible y revela lo oculto. Su ciencia de los acabados y de los materiales se expone bajo un nuevo día. Explota la luz del negro. Ciencia y arte, fotones y materia, la búsqueda de la belleza según Girard-Perregaux entra en una dimensión astrofísica y metafórica. 

 

Trío sideral 

 

Bajo la temática “Earth To Sky”, el tourbillon, un ingenioso dispositivo que compensa los efectos de la gravedad terrestre en un reloj mecánico, es una gran especialidad de Girard-Perregaux. En 2014, la Manufactura concibió una versión innovadora y sofisticada: el Tourbillon Tri-Axial. Como su nombre indica, este tourbillon de alta velocidad está equipado con un regulador que evoluciona sobre tres ejes de rotación en lugar de uno. Con un peso ligerísimo, de solo 1.24 g, este mecanismo de 140 piezas está compuesto por una jaula interior en forma de lira –firma de la Maison desde 1880– que efectúa una rotación por minuto. Esta se incluye en una estructura que realiza un giro en 30 segundos sobre un segundo eje. Por último, el conjunto se integra en una tercera estructura, get approval online colocada sobre un último eje, que realiza una rotación completa cada dos minutos. Un ballet cautivador para conquistar la precisión. 

 

Pedir la luna 

 

Dos complicaciones entran ahora en juego. Con un giro de 24 horas, el globo terráqueo ofrece una lectura inmediata del tiempo en el mundo. Con la referencia a las 12 horas (mediodía), el indicador flecha situado en la parte baja de la esfera, de aluminio y de 13 mm de diámetro, permite saber en qué lugar es de día, por el lado de la esfera, y dónde es de noche, por el lado del fondo. Su cartografía está minuciosamente realizada en pintura a mano en miniatura. El indicador de las fases de la luna astronómica está dotado con un mecanismo de precisión que solo requiere un ajuste cada 122 años mediante el corrector situado a la altura de las 2 horas. 99290-53-653-BA6A 

 

Visiones de ensueño 

La caja, de 48 mm de diámetro, está elaborada en oro blanco y posee los atributos de la Alta Relojería de Girard-Perregaux: una imponente carrura torneada, un bisel biselado y unas asas curvadas. Este garde-temps es hermético hasta 30 metros y está dotado de un cristal de zafiro tripartito –dos domos que confieren al tourbillon triaxial y al globo terrestre un espacio suficiente para asegurar su rotación. El fondo transparente y la apertura lateral de la caja permiten la entrada de luz y ofrecen una vista perfecta de esta mecánica compleja. Animado por el calibre de cuerda manual de manufactura GP09310-1038, el Planétarium con Tourbillon Tri-Axial “Earth To Sky” Edition ofrece las siguientes funciones: horas, minutos, fases de la luna e indicador día/noche, y posee una reserva de marcha de 60 horas. 

Sobre Girard-Perregaux 

Girard-Perregaux es una Manufactura suiza de Alta Relojería cuyos orígenes se remontan a 1791. La historia de la Maison está marcada por relojes legendarios que conjugan un diseño vanguardista con la tecnología más innovadora. 

Girard-Perregaux, esteta de lo invisible, dedica 2019 a la exploración del cosmos, esencia del tiempo. La Manufactura introduce un nuevo universo, materiales innovadores y complicaciones inesperadas en sus principales colecciones, todo ello bajo un lema común: Earth to Sky. 

Girard-Perregaux pertenece al grupo empresarial Kering, líder mundial en el sector de la moda y los accesorios de lujo, sport y lifestyle, bajo el que se agrupan varias marcas de reconocido prestigio.

 

Neo Bridges edición “Earth to Sky”

Neo Bridges edición “Earth to Sky”

Un diseño audaz que reinterpreta un ícono de la tradición relojera en un cautivador reloj de alta tecnología.

Bajo la temática Earth to Sky, el reloj automático Neo Bridges, esta pieza de excepción realizada siempre en titanio se vuelve aún más distinguida y revela una personalidad más sólida gracias a un tratamiento DLC negro para la caja de 45 mm de diámetro, completado por un brazalete de verdadera piel de aligátor tratada con caucho, que cierra gracias a una hebilla desplegable de titanio que le da una nueva expresión estética. 

Confluencia de dos universos, la tradición y la innovación, el reloj automático Neo Bridges es ante todo un enfoque que dramatiza la arquitectura de un movimiento con más de 150 años de historia, que nunca ha dejado de evolucionar con el tiempo y que se considera hoy la firma indeleble de la Manufactura Girard-Perregaux. 

El Neo Bridges automático de titanio edición Earth to Sky adopta los códigos de construcción arquitectural tan preciados por Constant Girard, creador del reloj de bolsillo Esmeralda que ganó el premio en la Exposición Universal de París de 1889. También adopta el carácter dramático de las creaciones de Jean-François Baute, quien a finales del siglo XVIII diseñó instrumentos relojeros que sabían, a través del enfoque lúdico de la visualización del tiempo, cómo profanar el flujo del tiempo y convertir así los relojes en puras obras de arte cinético. 

Earth To Sky 

Trece mil millones de años después de la expansión del universo, Girard-Perregaux eleva la mirada hacia el infinito, hacia su luz, su sombra, sus misterios. En un nuevo enfoque, la marca inicia un diálogo entre la tierra y el cielo, entre la materia y el espacio. Explora los confines de su pericia, desvela lo invisible y revela lo oculto. Su ciencia de los acabados y de los materiales se expone bajo un nuevo día. Explota la luz del negro. Ciencia y arte, fotones y materia, la búsqueda de la belleza según Girard-Perregaux entra en una dimensión astrofísica y metafórica. 

La dinámica del equilibrio 

Coherente con su larga tradición, la Manufactura Girard-Perregaux ha dotado a este modelo con el movimiento mecánico GP08400-0002, de contrastada fiabilidad. Este movimiento, de simetría perfecta gracias al inteligente posicionamiento del micro-rotor en la misma línea que el tambor del barrilete, ofrece como mínimo 54 horas de reserva de marcha y seduce inmediatamente las miradas. 

En la práctica, la arquitectura está reforzada con acabados contemporáneos que incluyen el tratamiento en PVD azul de la tapa del barrilete y del micro-rotor, y un tratamiento en PVD negro para la platina y los puentes, que dibujan delicadas curvas. Este conjunto, de 84000-21-632-BH6A 

 

grafismo bien pensado, tiene también algo de infinitamente hipnótico debido a la presencia, a la altura de las 6 horas, de un volante de inercia variable de 10.15 mm de diámetro que oscila con una frecuencia de 3 hercios (21,600 alternancias por hora). Por su tamaño, el volante está menos sujeto a perturbaciones y, por consiguiente, es más preciso.

 

Laureato Skeleton «Earth to Sky» Edition

Laureato Skeleton «Earth to Sky» Edition

Una alianza entre el inescrutable negro del cosmos y el misterioso azul de la Tierra; entre la cerámica con la sensualidad de un movimiento esqueletizado concebido como una escultura.

Una alianza entre el inescrutable negro del cosmos y el misterioso azul de la Tierra; entre la cerámica con la sensualidad de un movimiento esqueletizado concebido como una escultura.

En 2019, continuando con su búsqueda constante de la perfección, Girard-Perregaux establece un diálogo simbólico con el universo y presenta una serie de relojes excepcionales cuya naturaleza, gracias a un sabio juego de tonos azules y negros, se desliza hacia una dimensión casi celestial.

Bajo el amparo de la temática del año, «Earth to Sky», entre la tierra y el cielo, Girard-Perregaux levanta la mirada hacia el infinito, su luz, sus sombras y sus misterios, hasta revelar una nueva expresión estética con el Laureato Skeleton.
El reloj arroja una nueva luz sobre la ciencia de los acabados relojeros y los materiales. El resultado es una estética indudablemente contemporánea, como un diálogo artístico y técnico entre materia y espacio.

Creación contemporánea de un gran clásico de la marca

En la confluencia de dos universos, uniendo tradición e innovación, el Laureato nace bajo los mejores auspicios. Inspirado en la arquitectura italiana de la década de 1970, se ha impuesto de inmediato como un objeto de arte, de historia y de formas: un icono relojero atemporal. Hoy, más que nunca, el espíritu de esta creación permanece intacto.
El ritmo de sus curvas aporta fuerza a un reloj esqueletizado riguroso y sensual cuyo contenido responde con total armonía al continente. Con la utilización de la cerámica, introducida por primera vez en 2017, Girard-Perregaux da un paso más en la evolución de uno de sus iconos, al combinar este material indudablemente contemporáneo con el dominio de un oficio de arte ancestral como el esqueletizado.

Y es que el arte relojero no solo se manifiesta mediante el dominio de las grandes complicaciones, sino también a través de la maestría en los oficios artísticos; el esqueletizado ocupa un lugar especial en este universo, que suele convertir la mecánica en un elemento tanto técnico como bello y sorprendente a primera vista. Este es el desafío al “esqueletizar” un movimiento de Alta Relojería: para revelar la belleza interior del mecanismo, el material se cala, vacía y elimina hasta conservar únicamente lo esencial. La arquitectura del movimiento se magnifica y sus líneas se desvelan. El resultado es un verdadero ejercicio de estilo y arquitectura relojera. Plenitud y vacío. Líneas rectas y curvas. El interior azul y el exterior negro que definen el Laureato Skeleton «Earth to Sky» Edition.

Laureato Carbon Glass

Laureato Carbon Glass

Girard-Perregaux presenta el Laureato Carbon Glass, un nuevo material revolucionario en el universo de la Alta Relojería.

Girard-Perregaux presenta el Laureato Carbon Glass, un nuevo material revolucionario en el universo de la Alta Relojería. 

 

Fiel a su tradición de innovación, que conjuga estética y funcionalidad, Girard-Perregaux presenta un nuevo carbono con un acabado excepcional gracias a su regularidad y homogeneidad. Cien veces más resistente que el acero, sus propiedades únicas lo hacen hermético sin necesidad de contenedor. La integración de fibras de vidrio de color, en este caso en azul, hace que la materia vibre y esté en movimiento. 

 

Fiel al lema “Earth to Sky”, Girard-Perregaux eleva sus ojos hacia el infinito, con su luz, sus sombras y sus misterios. Con un nuevo enfoque, la marca inicia un diálogo entre la tierra y el cielo, entre la materia y el espacio. Su ciencia de los acabados relojeros y de los materiales se apoya en un enfoque diferente. 

 

El Carbon Glass, vibrante, colorido y elegante, es un nuevo tipo de carbono que combina hermeticidad, resistencia y ligereza. Es fruto de una larga y compleja investigación y de la voluntad de la Maison de crear un material innovador y vanguardista. Con una gran dureza, presentada con toques de color azul, y un anclaje conceptual en el lema del año, “Earth to Sky”, el Carbon Glass ofrece un resultado estético y técnico que apunta hacia la excelencia. 

 

El rendimiento en el corazón del desarrollo del Carbon Glass 

 

El proceso de fabricación patentado consiste en la compresión extrema de los materiales durante un proceso de inyección a una temperatura alta específica. De este modo se obtiene una pieza de material de forma simplificada que permite la homogeneidad (paredes regulares). La integración de fibras de vidrio asociadas al carbono aporta una textura singular que vibra visualmente. Así, cada acabado es único y confiere un carácter original al reloj. 

 

La gran innovación de esta técnica radica en la hermeticidad del material obtenido: el resto de técnicas de fabricación de carbono no garantizan la hermeticidad sin la ayuda de un contenedor. En el caso del Carbon Glass, la compresión del material, dotado de una estructura muy regular y homogénea, da lugar a una gran densidad que ofrece una hermeticidad absoluta. 

 

Estéticamente, a diferencia de otros carbonos, el Carbon Glass presenta una textura uniforme y lisa en las superficies y en las tres dimensiones. El color lo proporciona la fibra de vidrio azul, pero puede producirse con otras tonalidades, incluso se puede reemplazar con otros materiales como el oro.

 

Laureato Absolute

Laureato Absolute

Un replanteamiento integral, con un enfoque más elegante y contemporáneo, permite sintetizar la expresión urbana del hombre activo de hoy. 

El Laureato es uno de los iconos de Girard-Perregaux. Tras situarlo en el Olimpo de la relojería, ahora lo hace evolucionar y lo fortalece aún más. El Laureato Absolute es un extracto concentrado de pericia relojera realzado por una carrura más larga y estrecha. El nuevo modelo, íntegramente cubierto de titanio PVD negro energizado por un anillo azul eléctrico, es hermético hasta 300 metros. 

Los Laureato Absolute, Laureato Absolute Chronograph y Laureato Absolute WW.TC son un trío de relojes radicales, singulares y de marcado carácter que asientan sus reales en una caja de 44 mm de diámetro. En su corazón, las esferas soleadas van del azul oscuro en el centro al negro intenso en la periferia. El realce vestido de blanco con toques luminiscentes destaca la profundidad de sus índices en negro mate. 

Perfectamente integrada en la caja, la correa de caucho negro, con un pespunte azul, lleva los nombres Girard y Perregaux moldeados en la masa, lo que reafirma su pertenencia a una casa de larga tradición. Una fuerza interior que extrae su energía de los fundamentos del cosmos como una búsqueda de lo extraordinario, de la afirmación de la propia personalidad. Su juego de colores, con el negro del universo y el azul del cielo, sitúa al Laureato Absolute de forma natural dentro de la temática “de la tierra al cielo”, motivo de las innovaciones de Girard-Perregaux para 2019. 

Tres enfoques 

El Laureato toma como base un código genético que cambia los detalles de su apariencia sin alterar nunca su esencia. El Laureato Absolute retoma sus principios y los lleva hacia una estética decididamente urbana y contemporánea. 

En este sentido, la versión del Laureato Absolute con tres agujas y fecha se distingue por una trotadora roja, símbolo de fuerza y energía. 

Por su parte, el Laureato Absolute Chronograph capta la esencia de la deportividad, asumida también por esta serie. La complicación emblemática del registro deportivo encuentra naturalmente su lugar en este diseño elegante. Los pulsadores replanteados son ahora más angulosos. Su superficie curvada, destacada por un borde azul, asegura una mejor ergonomía. 

Por último, el Laureato Absolute WW.TC explora una de las complicaciones más conocidas de GirardPerregaux: el movimiento WW.TC. Más relevante que nunca en un mundo globalizado, esta función se presenta por primera vez en el modelo más vanguardista de la Maison: el Laureato Absolute.

La Esmeralda Tourbillon “À secret”

La Esmeralda Tourbillon “À secret”

El exclusivo reloj La Esmeralda Tourbillon “À secret” rinde homenaje a su antecesor, con todos los deberes hechos. 

Desde la caja y la cubierta espléndidamente adornadas, hasta la ingeniosa construcción del movimiento con sus componentes magnificados por manos expertas, y la jaula del Tourbillon que pesa tan solo 0.305 g, su creación se basa en talentos excepcionales. 

 

Es el “descendiente” directo de una obra maestra de las colecciones históricas de Girard-Perregaux: La Esmeralda Tourbillon con Tres Puentes de Oro, creada por Constant Girard-Perregaux y galardonada con una Medalla de Oro en la Exposición Universal de 1889 celebrada en París. 

 

Rendir homenaje al modelo icónico La Esmeralda Tourbillon con Tres Puentes de Oro significa expresar admiración por un magnífico trabajo de relojería tanto a nivel técnico como artístico. Implica reconocer la visión innovadora de Constant Girard-Perregaux dentro de la cual el movimiento se convierte en un elemento de diseño en sí mismo. 

 

Implica proclamar lealtad a los valores de excelencia mantenidos por la Maison y rendir tributo a un fundador apasionado, generoso y eternamente inspirador. 

 

Viaje de un reloj histórico 

 

En 1889 durante la Exposición Universal de París, un reloj de La Chaux-de-Fonds causó revuelo. Los visitantes se congregaban para admirar la arquitectura del calibre con tres flechas paralelas de la Maison Girard-Perregaux. 

 

Este cronómetro de bolsillo con escape de trinquete giratorio y tres puentes de oro fue galardonado con la Medalla de Oro en el evento, y fue confiado a los agentes internacionales Hauser, Zivy & Co., propietarios de la lujosa tienda mexicana La Esmeralda. 

 

No fue hasta finales de la década de 1960 cuando este reloj con su caja tipo cazador ricamente grabada y la esfera de esmalte Grand Feu, comprada a un descendiente del presidente mexicano Porfirio Díaz, regresó a su tierra natal. Su nombre, La Esmeralda, conserva el recuerdo de su épico viaje.

 

La Esmeralda Tourbillon

La Esmeralda Tourbillon

Girard-Perregaux presenta el reloj La Esmeralda Tourbillon en oro blanco. Un diseño atemporal, una expresión de identidad única, con un look contemporáneo.

La Esmeralda Tourbillon en oro blanco se inspira directamente en el célebre reloj de bolsillo creado por Constant Girard, que fue galardonado con una medalla de oro en 1889 en la Exposición Universal de París.

Digno heredero de los prestigiosos relojes que han permitido a Girard-Perregaux labrarse una reputación de excelencia, el reloj La Esmeralda Tourbillon cuenta una historia de pasión por la estética y la precisión.

El Tourbillon con tres puentes, reflejo del savoir-faire de la Manufactura

Desde la fundación de su manufactura y aún más con la creación, en 1860, de su primer reloj con tourbillon con tres puentes, Constant Girard comenzó a rozar la perfección relojera. En ese momento se dedicaba a trabajar en la estructura del tourbillon y en la forma de los componentes. Una revolución en la historia de la relojería, que imponía por primera vez el mecanismo de un reloj como un elemento de diseño en toda regla más allá de su función técnica.

Esta construcción casi minimalista recibió un primer premio de cronometría en 1867 en el Observatorio de Neuchâtel y permitió a Girard-Perregaux conseguir una medalla de oro en la Exposición Universal de París en 1889. Tras esta exposición, se encargó al famoso joyero y minorista relojero Hauser, Zivy & Cie, propietario de las boutiques «La Esmeralda» en París y México, la venta de este reloj de bolsillo excepcional; de aquí viene el nombre del modelo actual.

En 2016, durante la celebración de su 225º aniversario, Girard-Perregaux presentó La Esmeralda Tourbillon en oro rosa inspirado en este famoso reloj de bolsillo. Galardonado con el título de Reloj Tourbillon del año en 2016 por parte del Grand Prix de l’Horlogerie de Genève (gran premio de relojería de Ginebra), se trata de una magnífica expresión mecánica de la búsqueda estética al servicio de la máxima precisión a la que aspira la Maison.

Cualidades de un calibre convertido en icónico

Trascendente, majestuoso, con un diseño inimitable e inigualado, el calibre Tourbillon con tres puentes es el movimiento de reloj más antiguo de la historia de la relojería que sigue fabricándose, ya que su estructura general permanece intacta desde 1860.