IWC SCHAFFHAUSEN RINDE HOMENAJE A LATINOAMÉRICA




CON EL NUEVO RELOJ DE AVIADOR DOBLE CRONÓGRAFO EDICIÓN “LATINOAMÉRICA” LIMITADO A TAN SOLO 50 PIEZAS, IWC SCHAFFHAUSEN RINDE TRIBUTO A ESTA EXTRAORDINARIA REGIÓN. CON UNA SINGULAR ESFERA COLOR VERDE Y UNA CORREA DE PIEL DE BECERRO MARRÓN SANTONI QUE EVOCAN LA TIERRA FÉRTIL Y GRAN VEGETACIÓN DE LA REGIÓN, IWC HA CREADO EL PERFECTO HOMENAJE A LATINOAMÉRICA.

Latinoamérica, una región predominante por su extrema belleza natural y tierras fértiles; se extiende desde México hasta la Patagonia, siendo formada por múltiples países e idiomas. A pesar de su extensión, es una región que comparte un sentimiento de hermandad y solidaridad, lo cual la hace fuerte y soberana hacia el mundo y que por supuesto necesita un representante que abarque estas características.

Es justamente esta característica de fortaleza la que IWC quiso transmitir con el Reloj de Aviador Doble Cronógrafo Edición “Latinoamérica”, que viene con una robusta caja de acero fino inoxidable elaborada minuciosamente con una variación entre superficies pulidas y satinadas. Este doble cronógrafo demuestra también su aptitud para el vuelo con su caja interior de hierro dulce antimagnética y el cristal de zafiro resistente a variaciones de presión.

El verde oscuro de la esfera alude al verde frondoso de las selvas y bosques de la extensa región. Las agujas, la fecha y los numerales grandes están logrados de una manera que realza la esfera verde sin perjudicar la orientación y visibilidad. Va perfectamente con la correa marrón de becerro hecha a mano por la casa italiana de zapatos Santoni. En el fondo del Reloj de Aviador Doble Cronógrafo Edición “Latinoamérica” se puede apreciar la dedicación a la región con la inscripción de Edición Latinoamérica y el grabado 01/50 refiriéndose a la limitación de la pieza. La complicación doble cronógrafo es una de las favoritas de los aviadores pues a diferencia de un simple cronógrafo, aquí se ponen en marcha simultáneamente dos agujas.

La aguja ratrapante, que queda colocada exactamente sobre la de parada y es arrastrada por esta, se puede detener independientemente presionando un tercer pulsador situado a la altura de las «10 horas», mientras que la aguja de parada sigue avanzando. De esta manera, se pueden cronometrar dos tiempos diferentes dentro de un minuto. Al presionar por segunda vez el tercer pulsador, la aguja ratrapante se mueve tras la aguja de parada y se sincroniza de nuevo con ella permitiendo que se puedan cronometrar nuevos tiempos totales o tiempos intermedios. Esta función tiene su origen en la aviación de antaño, cuando se realizaban determinados radios de curvatura por tiempo. Esta edición limitada a 50 ejemplares, es también un reloj apto para aquellos que gustan de los deportes acuáticos pues es resistente a 6 bar.

Y su imponente diámetro de 44mm lo hace versátil para quienes buscan un reloj de tamaño importante sin ser abultado. Sin duda, un reloj bello, funcional, sin llegar a ser ostentoso: el perfecto representante de Latinoamérica. Con un enfoque claro hacia la tecnología y el desarrollo, el fabricante de relojes suizos IWC Schaffhausen ha fabricado relojes de valor duradero desde 1868. La empresa ha logrado un reconocimiento internacional gracias a su pasión por las soluciones innovadoras, su espíritu inventivo y su gran habilidad técnica. Como una de las marcas líderes a nivel mundial en el sector de los relojes de lujo, IWC fabrica obras maestras de la Haute Horlogerie que reúnen ingeniería y precisión, junto con un diseño exclusivo. Como empresa con responsabilidad ecológica y social, IWC apuesta por la producción sostenible, apoya a instituciones a escala mundial dedicadas al trabajo con niños y jóvenes y coopera con organizaciones comprometidas a proteger el clima y el medio ambiente.