MONTEGRAPPA


Todos celebran algún aspecto de la vida y lo que lo enriquece. Tras el gran éxito de la línea Mule, inspirada en un famoso cóctel, volvimos a mirar otro trago favorito, el Blue Blazer.

Una tentadora mezcla de whisky escocés, agua hirviendo y azúcar en polvo, el Blue Blazer obtiene su nombre incendiario del teatro que lo acompaña: la bebida se enciende. Celebrando su cumpleaños número 155 este año, se dice que el Blue Blazer es el primer cóctel en experimentar el toque de la llama. Más distintivamente, la bebida se prepara con dos jarras de cerveza grandes, entre las cuales viaja la corriente de la llama.