Girard-Perregaux Desafiando la gravedad

Miercoles, 28 de Febrero de 2017 11:30 AM Girard-Perregaux

Dos complicaciones entran ahora en juego. Con un giro de 24 horas, el globo terráqueo ofrece una lectura inmediata del tiempo en el mundo.

El tourbillon Tri-Axial de alta velocidad de Girard-Perregaux es majestuoso y está dotado de dos complicaciones cautivadoras: un globo terráqueo giratorio con indicación día/noche y una fase lunar astronómica de gran precisión realizada en pintura en miniatura. Los ejemplares de esta pieza de Alta Relojería llevan la firma técnica y estética de la Manufactura suiza. Su arquitectura compleja se revela mediante unas líneas emblemáticas consteladas de luz.

Girard-Perregaux, que desafía la gravedad terrestre desde hace más de 150 años, demuestra ahora nuevamente su dominio de los movimientos de gran precisión. El reloj tridimensional Planetarium reúne un tourbillon triaxial, un globo terráqueo que da una vuelta completa en 24 horas y una fase de la luna astronómica. Este modelo de excepción, que conjuga pericia técnica, diseño icónico y artesanía tradicional, ostenta el ADN de Girard-Perregaux: característicos puentes flecha de oro, jaula en forma de lira, domos de zafiro y calado lateral para permitir que la luz penetre en el corazón de una mecánica decididamente lograda.

El tourbillon, un ingenioso dispositivo que compensa los efectos de la gravedad terrestre en un reloj mecánico, es una gran especialidad de Girard-Perregaux. En 2014, la Manufactura concibió una versión innovadora y sofisticada: el Tourbillon Tri-Axial, y antes de ese año presentó otras versiones innovadoras como el Tourbillon Bi-Axial. Con la referencia a las 12 horas (mediodía), el indicador flecha situado en la parte baja de la esfera, permite saber en qué lugar es de día, por el lado de la esfera, y dónde es de noche, por el lado del fondo.