Slim d’Hermès

Jueves, 02 de Febrero de 2017 11:30 AM Slim d’Hermès

Quantième Perpétuel Platine

La línea Slim d’Hermès destaca por la finura, el minimalismo y el diseño depurado de sus relojes, y se amplía ahora con un nuevo modelo de platino enteramente manufacturado.

El Slim d’Hermès Quantième Perpétuel Platine se viste de azul y llama la atención por su aparente sencillez. Las cifras de la esfera, cuya tipografía se diseñó especialmente para el Slim, destacan con delicadeza. La fecha, el mes, el segundo huso horario y los años bisiestos figuran en sus respectivos contadores, y las fases de luna, de nácar, transitan a las 3 por un cielo de aventurina. La caja de platino alberga la elegante y gráfica esfera.

A este calibre extraplano de manufactura H1950 de notable tecnicidad se suma una de las complicaciones más exigentes de la relojería: el calendario perpetuo. Esta verdadera memoria mecánica permite el ajuste automático de los meses en 30 o 31 días y tiene en cuenta los años bisiestos indicando cada 4 años el 29 de febrero sin que sea preciso introducir corrección alguna. El movimiento, biselado a mano y con un decorado a base de la inicial H, en un grosor de tan solo 4 mm asocia al calendario perpetuo la indicación día/noche, un segundo huso horario y fases de luna. Un verdadero savoir-faire relojero que se puede admirar a través del fondo de cristal de zafiro.

En el nuevo Slim Quantième Perpétuel Platine de Hermès se concentran diversas facetas de la maestría relojera. En su caja de platino, la calidad de las complicaciones mecánicas está a la altura de la habilidad de los artesanos que trabajan cajas y esferas. La correa de aligátor azul Abysse, reflejo del savoir-faire marroquinero de la maison, remata el conjunto a la perfección.